Almas amplias

Author: Beatriz Sy /


Cada noche acaba un poco más rota, cada día despierta un poco más vacío. Acaricio mi cuerpo intentando sanar las heridas de la soledad. Viendo que la vida está ahí, está aquí, y está para vivirla. La vida no hay que buscarla, porque la vida está mientras estemos vivos. Y está llena de todo, tiene todo, todo lo que no sabemos ver, todo lo que dejamos pasar en espera de que llegue. No tenemos que encontrarnos, porque estamos aquí,  no estamos perdidos.  Somos esto, lo que nos sucede a cada instante, el dilema es la no aceptación de lo que somos ni lo que vivimos. Se dibujan palabras preciosas que no se ponen en práctica. Observamos las redondeces de nuestras sombras, miramos continuamente hacia adentro sin darnos cuenta que ahí afuera hay más. Gente que nos quiere, gente que también necesita, gente con sus propias heridas que somos incapaces de ver, y aún menos ayudar, porque  estamos demasiado ocupados mirando nuestro centro. Centro que se vuelve egocéntrico cuando no somos capaces de ver más allá de nuestras propias fronteras. La vida es corta y el alma es amplia, aunque rumiemos la contra.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

la vida senos puede ir cuando menos los pensamos

Sy dijo...

Cierto amig@, así es. Saludos.

Anónimo dijo...

Muy bueno lo que escribiste ! Lo he copiado en mi blog, con tu nombre obvio !
Un abrazo !

Sy dijo...

Gracias. Y... puedo saber cual es tú blog?

Publicar un comentario