Se va, se fue

Author: Beatriz Sy /


Incluso antes de que mis párpados comiencen su ritual matutino, alternando movimientos suaves hasta conseguir elevarse, permitiendo el paso de la leve luz del amanecer en una habitación en penumbras. Previo al desperece de mis sentidos, inicio del resurgir a sensaciones. Antes, mucho antes, apareces tú. Es absurdo intentar ubicar el momento exacto, ya que nunca me has abandonado, presente y compañero fiel en el arrope de mis sueños. Así un día tras otro, en un rito invariable, como si el paso del tiempo no cambiara nada, ajenos a la erosión, al desgaste y deterioro, que me lleva de la mano sin remedio, hasta una incomprensible madrugada donde me muestra, inmutable, la marcha de tu presencia.


4 comentarios:

© loki vinodelfin dijo...

Esa compañía que nos arropa, nos sueña, no se quiere marchar. Ese momento en la cama, solos. Con nosotros mismos. Así me veo muchas veces al despertar. No quiero a veces ver la realidad despierta, sino la infinita alegría de un sueño bien construído.

Besos de loki vinodelfin.

Fénix dijo...

Hay cosas que tenemos cada despertar o más bien de manera continuada con nosotros, que es mejor dejar marchar.
Ese momento en la cama del que hablas, lo haría eterno... jajaja.

Besos de Fénix

TORO SALVAJE dijo...

Cada cosa a su tiempo verdad?

Saludos.

Fénix dijo...

Pues si Toro Salvaje, cada cosa a su tiempo, ni antes ni después.

Bienvenido.

Publicar un comentario