Escondite

Author: Beatriz Sy /

De pequeña me enseñaron que el escondite es un juego. Curioso por cierto, ya que aunque hubiesen muchos participantes, siempre era un pasatiempo de dos, el que se esconde y el que busca.
La parte preferida de todos era la de escondernos, la de rastrear nunca gustaba a nadie.
Jamás se sabía quien se cansaría antes, si el perseguidor o el perseguido. Cuando llevábamos mucho tiempo, detrás de un árbol, un coche o dentro de un portal, sin ver a ese pobre, que le tocó la ardua tarea de dar con nosotros….. curioso!! Salíamos de nuestro escondrijo y de pronto adquiríamos un doble papel, nos encontrábamos a la búsqueda del perseguidor.
Nos acercábamos tanto, que corríamos el peligro de ser localizados, pero antes de que nos viera, salíamos corriendo, al cobijo de otro refugio, hasta que nos cansábamos y nos dejábamos pillar.

Con el paso del tiempo, me he dado cuenta, que solo es un “juego de encuentros”.

2 comentarios:

© loki vinodelfin dijo...

Muchos hoy en día juegan a esconderse. Y de sí mismos. Recuerdo con cariño esos momentos de niñez en los que esa era una de las principales preocupaciones. A mí sobre todo me gustaba buscar, más que ser buscado. Quería y quiero ser un explorador. Parafraseando a U2: "Y todavía no he encontrado lo que estoy buscando".

Besos de loki vinodelfin.

Fénix dijo...

Quien busca siente, experimenta, conoce, aprende,... se engrandece en el camino.
Según avanzamos, nuestra busqueda cambia, aunque hay cosas que creo,perseguiremos inmutables, hasta el fin.

Besos de Fénix.

Publicar un comentario