Despertador

Author: Beatriz Sy /


Como cada mañana, antes de despuntar el alba, recibo su visita. Aunque lo espero a diario, siempre consigue sorprenderme. Llega con esa voz sonora, repicante y molesta que tantas veces he deseado no oír, intento ignorarlo y seguir como si no estuviese, pero no es posible, insiste una y otra vez, hasta que vence a mis sentidos y obedezco resignada.
Comienzo mi día y llego a olvidar que estuvo, hasta que el sol inicia su despedida dejando paso a la noche, que trae consigo su recuerdo, y el inicio de ese ritual nocturno que me lleva a preparar su llegada, como siempre, molesta. Compruebo la hora y me sumerjo en mi sueño, sabiendo que, sin falta, en el tiempo acordado, llegará para recordarme que debo despertar.

9 comentarios:

josé luis sánchez dijo...

¡Qué verdad,tan real!Me gustó mucho.

josé luis sánchez dijo...

Me gustó. No la alarma desesperada, sino como lo cuentas.

Fénix dijo...

Bienvenido a mi pequeño rincón, al tuyo.
Tienes razón en cuanto a la almarma! Cada día amanece nuevamente, pero hay ocasiones en que preferiríamos seguir durmiendo.
Me alegra que te haya gustado.

Maestro Miyagi dijo...

A mí también me ha gustado. Casi me han entrado ganas de bajar al patio interior para recoger y tratar de recomponer las piezas de mi último despertador...

Fénix dijo...

Casi nunca suelo decirle a los demás lo que tienen que hacer, pero... estas seguro?.. No alimentes mucho ese "casi".
Estar sin el en esta sociedad es un lujo!!Que cada uno se despierte cuando quiera.
Bienvenido y muchas gracias.

© loki vinodelfin dijo...

Esa sensación de un día de no trabajo que te despiertas a las 6-7 de la mañana y ves que no hay que ir a trabajar, te das la vuelta y aunque quizás no duermas sientes un placer reconfortante. Lamentablemente hace un tiempo que esa sensación en mí es diaria.

Besos de loki vinodelfin.

Fénix dijo...

Deseamos lo que no tenemos y cuando lo tenemos...
Los sueños, en ocasiones, solo son viables según la duración o las circunstrancias.

Besos de Fénix.

centrifugado dijo...

todo ser humano debería tener luz solar inundándole los ojos a modo de despertador. estaría bien.

Fénix dijo...

Estaría genial centrifugado, para ello tendremos que cambiar un par de normas.
Soñamos hasta que suene?

Bienvenido.

Publicar un comentario