Requiem for a dream

Author: Beatriz Sy /


Aquí estoy, recordando. Ahora, después. Despidiendo, arropando en el último adiós a aquel sueño en el que hubo un único creyente, un único templo, una única sinfonía. A solas contra el vendaval que todo lo arrasa, menos el recuerdo. Manos llenas de estigmas, heridas como ríos de ilusiones muertas. Recuerdo de aquel por el que hoy clamo, canto, alzo mi voz por el descanso de su alma.

Se va, se aleja lentamente. Siempre estuvo lejos, pero ellos son transgresores de la realidad, avanzan sin líneas trazadas, sin reglas, asaltan los límites de lo imposible. Suben hasta lo alto del nirvana para con paso raudo visitar la zona más ardiente y recóndita del infierno. Están, se van, vuelven. Devuelven esperanzas, matan miedos, asesinan hastíos. Deciden el momento exacto. Elegimos, nos eligen.

Ahora, tú sombra se separa, y con ella tú séquito de sueños, tus fieles sirvientes enlazados todos a una. Cadenas sujetas al corazón que tiran del alma en pos de la alegría. Con esta triste alegría de saber que te vas, pero con la seguridad de que el mismo vendaval que te lleva te traerá con aire nuevo, te beso, me despido con el más cálido de los deseos.

4 comentarios:

daviddiepa dijo...

Una despedida con sabor a regreso. Siempre fuera, siempre en nosotros. Bello, intenso.

Carlos dijo...

hermoso

TORO SALVAJE dijo...

Que pena me ha entrado.
Me ha emocionado.

Saludos.

El Ángel... dijo...

¿Cómo volver al lugar de donde nunca te has ido?

Muy bonito.

Besos.

Publicar un comentario